miércoles, 29 de abril de 2009

Piano gatuno


Querido Bronco, te echamos de menos. He pensado que esto podria ser de tu agrado, dada nuestra infancia compartida en un jardín que convertíamos en un escenario próximo al señor de las moscas, con más frecuencia de la que nuestros progenitores eran capaces de tolerar.


En 1650 una publicación, Musurgia Universalis, trajo a la luz el invento de un Jesuita Alemán, de nombre Athanasius Kircher que se dedicó a seleccionar gatos cuyos maullidos y aullidos poseyeran diferentes tonos y grados de agudeza. Ordenándolos según esta característica los dispuso en una estructura con forma de piano.

El singular sistema entonces entraba en su macabro funcionamiento dotado de una afilada aguja que pinchaba la cola del gato al presionar una tecla. A medida que avanzaba la melodía la desesperación de los gatos aumentaba incrementando así el nivel de maullido de estos.

Las obras eran confeccionadas en base a esta característica, y su propósito era sacar de la depresión a un príncipe.

Para ver más inventos musicales de Kircher, Click aquí.

3 comentarios:

Constantinopla Ismael dijo...

Miaaaaaaaaaaau... No te das cuenta...Miauuuuuuu, Bronco, que necesitamos tu vuelta........Miaaaaaaauuuu
uuuuuuuu

luis dijo...

Se me ocurren otros animales...

Lagonzala dijo...

Genial el invento cuyos sonidos eran muy fielinos a la realidad...